Xunuta: Foro de amigos creadores

Xunuta es un vocablo de origen Yaqui, que significa Sonora, y bajo ese término que engloba toda una identidad, fue realizado el “Foro Xunuta, Capítulos de Sonora” en la Galería de Artes y Ciencias del Museo de la Universidad de Sonora, entre el 15 y 17 de enero.

Con esa temática geográficamente definida y teniendo el arte y la historia como base temática, fueron realizadas exposiciones plásticas y visuales, conferencias, mesas de análisis, talleres, presentaciones escénicas y musicales de creadores locales. “Un foro de amigos”, lo etiquetó Roberto Carretas, pintor y uno de los organizadores.

Una de las mesas fue enfocada en la novela gráfica y la fotografía: “Un estante de historia”, a cargo de Carlos Mal, Alejandro Zabaleta y Alonso Castillo.

Carlos Mal presentó los avances de un proyecto bien interesante, el cual mediante trazos y un guión bien aterrizado en estas tierras, pero siglo y medio atrás, hará las delicias de los amantes del Comic, con una historia de ficción llamada “La república de Sonora”, donde el autor relata las aventuras de conquista bélica de un Conde que invade y reclama como territorio propio e independiente el estado de Sonora.

El artista platicó, además, de las técnicas que utilizó desde la concepción del proyecto para mostrar un trabajo bien presentado, que no le pide nada a los comics gringos en cuanto a calidad. Será una edición de 277 páginas, las cuales esperan ver la luz este mismo año.

Alejandro Zabaleta mostró y platicó dentro de esta mesa, la pasión que lo lleva a capturar con su cámara imágenes, valga la alegoría, llenas de vida sin movimiento, en los camposantos, criptas, tumbas y mausoleos de diferentes partes del Estado, gusto que ha cultivado desde niño.

Esta colección llamada “Vecinos distantes” fue presentada en octubre pasado previo a la celebración del día de muertos, exposición que reflejó el encanto oscuro que se vive alrededor de ese paisaje lúgubre, en donde por cierto, le dedicó un espacio bastante sentido y solidario al mausoleo de los “Niños ABC” en el Panteón Municipal de Hermosillo.

La mesa concluyó con el trabajo de Alonso Castillo, trabajó lleno de contrastes producto de la colorida y muy particular celebración de la Cuaresma de los Fariseos, titulada “El Coloso, cuaresma y barrio bravo”, colección que describe a detalle cada uno de los capítulos en que se desarrollan, primero en los 40 días de penitencia y finalmente en la celebración de la Semana Mayor.

El fotógrafo independiente, platicó de sus experiencias al sumergirse en ese tradicional barrio, donde, por un lado está la religiosidad en cada rincón presente, mientras que por el otro, la realidad que emerge dentro de un sector conflictivo, con diversos problemas sociales, como el vandalismo, la inseguridad y la proliferación de sustancias prohibidas.

Alonso logra capturar la esencia de la liturgia pagana que emana de la Tribu Yaqui, haciendo fusión con la religión católica, y muestra esos elementos que le dan su personalidad propia y única, ya sea por penitencia o por mera costumbre que obliga a los participantes a guardar ayuno para purificar el cuerpo y a llevar un comportamiento intachable para liberar el espíritu de deuda alguna.

Otras actividades que fueron realizadas dentro del Foro, encontramos los trabajos radiofónicos que presentaron Christian Ortiz y Francisco Guzmán, el primero con una serie de sátira política y parodia de superhéroes conocida en “Ciudad Bótica” –referencia al gusto de los hermosillenses a andar con las manos bien frías- como “Ca$hman y Bobin”, y el segundo una historia que recorrió todo el continente referente a la actividad que realizan los llamados “Burreros” en la frontera norte de México para llevar maletas con droga a los vecinos del país de las barras y las estrellas.

En palabras del propio Christian, colaborador de la radio ciudadana “Política y Rock&Roll”, la idea surgió en una juerga y se desarrolló casi de la nada, donde en contraste con los Superhéroes, los protagonistas de esta serie, la cual ya cumplió su primera temporada, defienden los intereses de un estado represor y autoritario, mientras que los “villanos” por el contrario, son los que al retar al sistema establecido, defienden los derechos de los ciudadanos.

De tal forma que los “desalmados villanos”, defienden la igualdad de las mujeres, el derecho a divertirse a altas horas de la noche, las creencias y corrientes políticas, además que critican a los gobernantes actuales y pasados mediante parodias sobre pasajes que los han caracterizado, por sus tejes y manejes arriba o debajo del agua.

Finalmente Francisco Guzmán abordó fiel al trabajo que ha realizado previamente, su producción enfocada en “La migración”, como fenómeno y problemática social en Sonora, como paso y en muchas veces como destino de migrantes del sur del país y del continente. Presentó la historia de “Joaquín”, un joven de 15 años que decidió dejar la secundaria para arriesgarse en el desierto sonorense en un trabajo poco convencional, pero redituable, de acarrear maletas con droga que tienen por destino los Estados Unidos.

Francisco colaboró con este reportaje radiofónico con ALER, Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica,t donde fue recibida con buenas críticas, pues lo que tiene que pasar el adolescente del sur de la capital sonorense, en cada una de sus travesías es de alto riesgo por la misma orografía del desierto, por los animales salvajes, además de delincuentes y autoridades; por donde se le vea resulta una actividad extrema.

Experto en las lides relacionadas a la línea divisora, ya sea Tijuana, Nogales o Ciudad Juárez, el corresponsal toma casi los mismos riesgos al ir tras de esas historias, historias que conmueven y que nunca dejan de sorprendernos, por la crudeza del entorno mismo.

De una obligación de tres becados por el FECAS, Roberto Carretas, Daniel Montaño y Tesia Cruz, surgió a manera de un buen principio un espacio para demostrar los trabajos y creaciones de hermosillenses que le dedican a su entorno su creatividad y esfuerzo, retribución que deja el espíritu más que rebosante.

Fuente: La Podridencia

Deja un comentario